miércoles, 16 de mayo de 2012

SIN TÍTULO

Me dejó porque quería
dejar de llorar.
Eso me dijo.
Hay cosas que se entienden
entre las ovas neblinosas
de las tabernas.

2 comentarios:

  1. Yo voy a contestar aquí para estrenar este blog, Roberto.
    Este breve me parece magnífico y también te lo han dicho en Alaire.
    Un placer disfrutar de tu poesía.
    Mar

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, Mar, por entrar en este protoblog. Besos.

    ResponderEliminar